Ramon Lopez Velarde

(1888-1921 / Mexico)

A La Patrona De Mi Pueblo


Señora: llego a Ti
Desde las tenebrosas anarquías
Del pensamiento y la conducta, para
Aspirar los naranjos
De elección, que florecen
En tu atrio, con una
Nieve nupcial… Y entro
A tu Santuario, como un herido
A las hondas quietudes hospicianas
En que sólo se escucha
El toque saludable de una esquila.

Vestida de luto eres,
Nuestra Señora de la Soledad,
Un triángulo sombrío
Que preside la lúcida neblina
Del valle; la arboleda que se arropa
De las cocinas en el humo lento;
La familiaridad de las montañas;
El caserío de estallante cal;
El bienestar oscuro del rebaño,
Y la dicha radiante de los hombres.

Señora: cuando ingreso a la comarca
Que riges con tus lágrimas benévolas,
Y va la diligencia fatigosa.
Sobre la sierra, y van los postillones
Cantando bienandanza o desamor,
Súbita surge la lección esbelta
Y firme de tus torres, y saludo
Desde lejos tu altar.

Tú me tienes comprado en alma y cuerpo.
Cuando la pesarosa
Dueña ideal de mi primer suspiro,
Recurre desolada
A tus plantas, y llora mansamente,
Nunca has dejado de envolverla en el
Descanso de tus hijas predilectas.
Me acuerdo de una tarde
En que, cómo una reina
Que acaba de abdicar,
Salía por el atrio de naranjos
Y llevaba en la frente
El lucero novísimo
De tu consolación.

Confortándola a Ella, Tú me obligas
Como si con la orla
Dorada de tu manto,
Agitases un soplo
Del Paraíso a flor de mi conciencia.
Porque siempre un lucero
Va a nacer de tus manos
Para la hora en que Ella
Te implore, Tú me tienes
Comprado en cuerpo y alma.

En las noches profanas
De novenario (orquestas
Difusas, y cohetes
Vívidos, y tertulias
De los viejos, y estrados
De señoritas sobre
La regada banqueta)
Hay en tus torres ágiles
Una policromía de faroles
De papel, que simulan
En la tiniebla comarcana un tenue
Y vertical incendio.

Yo anhelo, Señora,
Que en mi tiniebla pongas para siempre
Una rojiza aspiración, hermana
Del inmóvil incendio de tus torres,
Y que me dejes ir
En mi última década
A tu nave, cardíaco
O gotoso, y ya trémulo,
Para elevarte mi oración asmática
Junto al mismo cancel
Que oyó mi prez valiente,
En aquella alborada en que soñé
Prender a un blanco pecho
Una fecunda rama de azahar.

Submitted: Monday, September 06, 2010

Do you like this poem?
0 person liked.
0 person did not like.

What do you think this poem is about?



Read this poem in other languages

This poem has not been translated into any other language yet.

I would like to translate this poem »

word flags

What do you think this poem is about?

Comments about this poem (A La Patrona De Mi Pueblo by Ramon Lopez Velarde )

Enter the verification code :

There is no comment submitted by members..

PoemHunter.com Updates

New Poems

  1. Lunch, anthony henriques
  2. A thoughtless god, Solomon Marshall
  3. Mukkamal Hoon tumhare Daman mein, Manish Guru
  4. The Stroke of one person who lie, clawdea benat
  5. The love which endures the pains is too .., Dr.V.K. Kanniappan
  6. < He >, Aparna Chatterjee
  7. Never Losing Sight, RoseAnn V. Shawiak
  8. Collectively Protecting America, RoseAnn V. Shawiak
  9. Do You Know? Kangaroo., Ima Ryma
  10. Soap, Sharry Lee

Poem of the Day

poet Sara Teasdale

I would live in your love as the sea-grasses live in the sea,
Borne up by each wave as it passes, drawn down by each wave that recedes;
...... Read complete »

   

Member Poem

Trending Poems

  1. Daffodils, William Wordsworth
  2. The Road Not Taken, Robert Frost
  3. Phenomenal Woman, Maya Angelou
  4. I Would Live In Your Love, Sara Teasdale
  5. November, Thomas Hood
  6. Do Not Go Gentle Into That Good Night, Dylan Thomas
  7. Still I Rise, Maya Angelou
  8. Fire and Ice, Robert Frost
  9. Stopping by Woods on a Snowy Evening, Robert Frost
  10. Flower of Love, Oscar Wilde

Trending Poets

[Hata Bildir]